Ene 10, 2019 - 0 Comments - cargadores y baterías -

Leica baterías y cargadores originales

Los cargadores y baterías Leica no parecen ser accesorios excesivamente importantes a primera vista. Quizá tampoco son accesorios a los que el usuario requiera una calidad especial o un origen concreto. Sin embargo, la experiencia demuestra que esto es un error. Los instrumentos y su electrónica reaccionan de modo sensible y necesitan una alimentación de energía fiable en todas las condiciones ambientales. Las baterías y los cargadores también están expuestos a estas condiciones; algunos funcionan, otros a veces y otros dejan de hacerlo en determinadas condiciones. Por eso, la calidad y la eficiencia del original también es importante para las baterías y los cargadores.

Una opción transparente
Leica Geosystems ofrece una amplia gama de cargadores y baterías de alta calidad. Entre los cargadores, se puede elegir entre las series Professional 5000, con gran funcionalidad e inteligencia, y las series Professional 3000 y 1000, alternativas más accesibles con menos funciones, pero con un nivel de calidad y seguridad incomparables.

CARGADOR INTELIGENTE
Professional 3000: CARGADOR MULTIFUNCIÓN
Professional 1000: CARGADOR INDIVIDUAL

Los cargadores y baterías originales de Leica Geosystems se combinan perfectamente entre sí y con los instrumentos, asegurando con gran fiabilidad la fuente de alimentación en el campo. Alcanzan los mejores valores en cuanto a tolerancia de temperatura, capacidad de recarga, duración en servicio y comportamiento de ciclos. Si se las trata adecuadamente y con cuidado, las baterías de Leica Geosystems pueden llegar a tener una larga vida útil y disponen siempre de la suficiente energía para poder concluir una medición con exactitud y corrección.

Requisitos de calidad y seguridad

  • Celdas de batería solo de fabricantes reconocidos
  • Microchip integrado para carga inteligente
  • Sensor térmico integrado como protección contra sobrecalentamiento
  • Protección integrada contra cortocircuitos
  • Contactos chapados en oro
  • Prueba IP 54 contra lluvia y salpicaduras de agua
  • Resistencia frente a influencias mecánicas intensas
  • La electrónica protege contra la descarga total o picos de corriente que pueden dañar las baterías durante la carga

 

Baterias inteligentes

Todas las baterías leica tienen un chip de monitoreo de batería inteligente integrado. Este chip calcula el estado de carga de la batería y el ciclo de carga más favorable a partir de los datos que recopila, como la temperatura y la corriente. Esto garantiza que la batería pueda alcanzar su vida útil máxima y que el cliente siempre sepa la capacidad restante disponible real del instrumento en uso.

Li-Ion
Las células de ion-litio tienen una alta densidad energética. Esto minimiza el tamaño y el peso de la batería.
Las baterías de Li-Ion son de bajo mantenimiento y no muestran ningún efecto de memoria. No requieren ciclos regulares de carga / descarga para prolongar la vida útil de la batería.
Las baterías de ión litio suministradas por Leica Geosystems tienen un circuito de protección para mantener un funcionamiento seguro, limitar el voltaje máximo de cada celda durante la carga y evitar que el voltaje de la batería caiga demasiado bajo en la descarga. Además, la temperatura de la celda se controla para evitar temperaturas extremas.

Células de NiMH
Las células de NiMH tienen una resistencia interna más alta que las células de NiCd y, por lo tanto, no son adecuadas para corrientes de carga y descarga tan altas, o bajas temperaturas como las células de NiCd. Esta mayor resistencia interna hace que el voltaje de las baterías de NiMH se colapse rápidamente a temperaturas bajas y bajo una carga de corriente alta. Esto puede resultar en la activación de la protección de descarga profunda instalada en todas las baterías Leica Geosystems. Esto significa que la capacidad total de estas baterías NiMH no se puede extraer a bajas temperaturas. Leica Geosystems usa solo celdas de NiMH que brindan una operación sin problemas cuando suministran la corriente consumida por todos los equipos Leica, incluso a –20 ° C (–4 ° F).

Baterias de uso regular.
Después del uso, se puede colocar una batería en uso regular en el cargador hasta que esté completamente cargada (la luz verde parpadea). El tiempo de carga depende de la capacidad de la batería y la temperatura. En la página 4 se muestra una indicación de los tiempos de carga típicos.

 

Temperatura de carga
La temperatura de carga (temperatura ambiente) tiene un impacto significativo en la vida útil de las baterías. La carga a altas temperaturas puede causar pérdida de capacidad. Estas pérdidas de capacidad son irreversibles. Incluso con varios ciclos de carga y descarga, ya no se puede obtener la capacidad original.
Para una carga óptima, recomendamos que las baterías se carguen a temperaturas ambiente lo más frías posible (de +10 ° C a +20 ° C / +50 ° F a
+68 ° F). El rango de temperatura permitido en el que todavía se puede realizar la carga está entre 0 ° C y
+35 ° C (+32 ° F y +95 ° F). Un modo de control de temperatura integrado en el GKL221, GKL211 y GKL112 evita que las baterías se carguen a temperaturas que pueden dañarlos.

Capacidad útil
La temperatura tiene un efecto particularmente significativo en la capacidad útil de una batería. Las baterías se pueden operar desde –20 ° C hasta +55 ° C (–4 ° F hasta +131
° F) de acuerdo con el rango de operación del instrumento de topografía. La capacidad útil disminuye rápidamente al reducir la temperatura. El uso continuo en el rango de temperatura superior (> +45 ° C / +131 ° F) acorta la vida útil de la batería.

Almacenamiento
Las baterías Leica Geosystems se pueden almacenar entre –40 ° C y +55 ° C (–40 ° F y +131 ° F). No guarde las baterías dentro del instrumento de inspección. Después de un largo período de almacenamiento, las baterías deben recargarse completamente antes de usarlas.
Li-Ion
Las baterías de Li-Ion comienzan a deteriorarse a partir de la fecha de fabricación. Para minimizar el efecto de envejecimiento, guarde la batería en un lugar fresco en un estado de carga del 10% al 50%. Las baterías de Li-Ion no requieren una carga regular mientras están almacenadas.

NiMH
Las baterías de NiMH siempre deben almacenarse completamente cargadas y recargadas después de 180 días a más tardar. Las altas temperaturas y la alta humedad atmosférica aceleran el efecto de autodescarga. Recomendamos el almacenamiento en el rango de 0 ° C a +20 ° C (+32 ° F a +68
° F) en un ambiente seco. Las baterías de NiMH pueden causar daños irreversibles si se almacenan en el estado de descarga durante un período prolongado.

Envío
Para evitar condiciones peligrosas o daños físicos (incendios, peligros químicos o tóxicos), las baterías deben enviarse en estado de descarga.
Deben observarse las normas relativas al envío de baterías.

Efecto memoria
El «efecto memoria» se produce si las mismas condiciones de carga y descarga (descarga parcial) se aplican continuamente a una batería. La batería entonces ya no proporciona su capacidad total. El tiempo de funcionamiento por carga de batería se reduce. Si la capacidad de la batería disminuye notablemente, debe «renovarse» 2 o 3 veces (ver arriba).
El efecto de memoria ocurre con las baterías de NiMH y NiCd. Las baterías de Li-Ion no están influenciadas por el efecto memoria.

Función de actualización de la batería
Si la capacidad de una batería de NiCd o NiMH se reduce notablemente, la batería se puede actualizar con uno a tres ciclos completos de carga y descarga. La estación de carga GKL221 tiene una función de descarga y carga para actualizar las baterías.
Los cargadores GKL112 y GKL211 no tienen una función de descarga. Por lo tanto, las baterías deben descargarse en el instrumento (es decir, operar hasta que el instrumento se apague).

Visitenos en www.instop.es y descubra las baterías y cargadores disponibles en nuestro catálogo.